“Hubiese preferido cantar el alirón en Piedrabuena”

Miguel Moreno “Chocano”, entrenador del Tomelloso F.S., ya prepara el decisivo partido ante Villanueva que puede valer un ascenso

Es más que probable a que a Miguel Moreno “Chocano” y sus jugadores se les esté haciendo larga esta semana. El próximo sábado el Tomelloso F.S. espera imponerse al Villanueva Futsal y conseguir el ascenso a la tercera división nacional del fútbol-sala. Una espectacular segunda vuelta ha colocado al equipo en lo más alto  y el grupo está convencido de que se conseguirá el objetivo. La Voz de Tomelloso  ha entrevistado al entrenador del equipo, un hombre ilusionado, trabajador que confía plenamente en la capacidad de sus hombres para sacar adelante el partido del sábado, 18,30 horas. Pabellón San Antonio. 

-El equipo pudo conseguir ya el ascenso el sábado anterior en Piedrabuena, pero mejor celebrarlo ante sus aficionados, ¿no cree?

-Soy de los que piensa que hacienda hecha no corre prisa. Fue una pena no conseguirlo en Piedrabuena por ese gol que nos marcaron a falta de dos minutos y medio. Es cierto que si ganamos el sábado y lo celebramos con nuestra afición también es bonito, pero yo hubiera preferido cantar el alirón en Piedrabuena. Después de ese partido, me costó mucho dormir.

-El equipo ofreció algunas dudas al principio, pero se ha realizado una gran segunda vuelta…

-Tuvimos unos partidos un poco raros que nos frenaron porque lo cierto es que empezamos bastante bien, ganando los primeros partidos y encajando pocos goles. La derrota en casa con El Robledo fue un severo correctivo que creo que nos vino hasta bien. Los futbolistas se cargaron las pilas y a partir de entonces las cosas fueron mucho mejor.

-¿Se tuvo que poner serio con los jugadores después de esa derrota?

-Un poco sí, pero lo que más afectó fue al orgullo de los futbolistas. Ellos mismos se dieron cuenta que aquello no podía repetirse.

-Algunos de sus jugadores ya han sido campeones en juveniles, ¿qué destacaría de ellos?

-Hemos reunido dos buenas hornadas, una que dirigió José Antonio Marta y otra que estuvo conmigo. Es un grupo en el que hay mucha juventud y ganas, pero lo más importante, es la unión y el compañerismo que existe entre ellos. Se ayudan constantemente, se animan, en definitiva, son amigos, y eso para el entrenador es un tesoro.

-¿Qué tiene que hacer el entrenador para controlar la inevitable ansiedad que aparecerá en un partido como el del sábado?

-Habrá que hacer de sicólogo, hablar mucho con los futbolistas, decirles que no se puede marcar el segundo gol antes que el primero. Somos mejores que el rival al que nos vamos a enfrentar, pero hay que saber ganar los partidos en la cancha, tener corazón pero también cabeza.

-Uno de los grandes logros del equipo es que ha mantenido a cero  la portería en muchos partidos, ¿está de acuerdo?

- Sí claro. En un deporte como el fútbol sala, de rápidas transiciones, y muchos tiros y llegadas a la portería, tiene mucho mérito que en algunos partidos no hayamos encajado un balón. He insistido bastante en el trabajo defensivo. Si estás seria atrás, robas y sales a la contra tienes muchas opciones de hacer gol.

-En el equipo militan sus dos hijos, ¿cómo maneja esa curiosa situación?

-Muy bien, son dos futbolistas más que tengo a mis órdenes y que se tienen que ganar sus minutos en el campo como los demás. El otro día, Oscar salió algo despistado en Piedrabuena y lo tuve que quitar pronto. La verdad es que estoy contento de lo que están haciendo. Fuera de los partidos y los entrenamientos no solemos hablar mucho de fútbol-sala, quizá algo más con Miguel porque trabaja conmigo.

-De conseguir el campeonato y ascenso, ¿a quién se lo dedicaría?

-A los jugadores. Después de un año de mucho trabajo creo que se lo merecen. Son chavales de 22-23 años que tienen que acudir a los entrenamientos y que sacrifican parte de su fin de semana para jugar los partidos. Además, nosotros hemos jugado casi siempre los domingos por la mañana y eso les obliga a llegar a casa el sábado mucho antes. La dedicatoria será para ellos.


2018-05-16T00:00:00

La Voz de Tomelloso