Los atléticos de Tomelloso celebran la tercera Europa League

Apretaron mucho los franceses del Olimpique de Marsella al inicio, hubo nervios, finales perdidas que se venían a la mente, tensión, algún mal presadio....pero a eso de las diez y media el Atleti ya había conquistado su tercera Europa Ligue y la pasión colchonera se desató por las calles de la ciudad. Los colchoneros de la Peña Atlética montaron su cuartel general en el Centro de Asociaciones de la Calle Doña Crisanta, donde instalaron dos pantallas gigantes y engalanaron el patio con diez pancartas diferentes. Allí vibraron con los goles de Grizmann y Gabi que valían otro título, otro más conseguido a base de coraje y corazón como reza el slogan del gran club colchonero. Cerca de doscientas personas se emocionaron, disfrutaron y brindaron con champán porque un título europeo no se consigue todos los días. Atléticos de todas las edades se abrazaron y volvieron a enterrar la negra leyenda del pupas.

El presidente de la peña, Antonio Treviño, cogió la megafonía para dirigir un sorteo en el descanso; se agotaron rápidamente los bocadillos y la cerveza corrió como la espuma. Después pitidos con los coches y a la plaza,  donde algún colchonero pudo comprobar lo fría que estaba el agua de la plaza. A unos cuantos metros, la Policía vigilaba para que ese torrente de alegría discurriera por unos cauces de alegría más o menos normales. Y lo de ayer fue posible gracias al trabajo de Treviño, Tere y otros dirigentes de la peña; de Luismi y Luis Angel que, como siempre estuvieron enormes, de Tomás González, que se subió a las alturas para colgar las pancartas, de Justo, que ideó un curioso sistema para colgar la última tela; de Tomás y su tocadiscosambulante en el que sonaba el himno del atleti, de los Alvaro, Roberto, Alberto y otros jóvenes atléticos que también ayudaron en lo que hiciera falta, de Jesús Valentín, que estuvo allí como un coloso disfrutando de la noche atlética.

Todos esos colchoneros se habrán levantado hoy a seguir con sus trabajos y quehacer, a lidiar con sus problemas y preocupaciones, pero esa felicidad de anoche nadie se la quitará jamás. ¡Enhorabuena Atléticos!

 

2018-05-17T00:00:00

La Voz de Tomelloso