La Asociación de Denominaciones de Origen de Castilla-La Mancha tendrá su sede en Tomelloso

ADOVIN tendrá como grandes objetivos la promoción y preservación de la calidad de los vinos de la región

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado esta mañana que la Asociación de Denominaciones de Origen de Castilla-La Mancha (ADOVIN) tendrá su sede en Tomelloso. Estará en el IVICAM, “un lugar del que todos nos sentimos orgullosos, el lugar ideal para que esta asociación desarrolle su actividad”. Integrada por las nueve Denominaciones que existen la región, el consejero ha explicado que “el sector del vino de la región necesita la unión para que podamos vender mucho mejor y apostar decididamente por la calidad, dos objetivos íntimamente ligado a la vida de las denominaciones que llevan el nombre de nuestra región por España y por el mundo”.

Arroyo, que ha estado acompañado de los presidentes de las nueve Denominaciones, la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo; la delegada provincial de Agricultura, Prado Amores; el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín y el concejal de Agricultura, Álvaro Rubio, se ha mostrado muy satisfecho con los primeros pasos de ADOVIN que estará presente en ferias tan importantes como Fenavín, Fitur o Madrid Fusión, entre otras, como marca común. “Estamos mucho mejor que hace tres años, -ha señalado-. Gracias a este gran proyecto de colectivo que a llevar a cabo un gran esfuerzo en materia de promoción”. Martínez Arroyo ha recordado al que fuera uno de los grandes impulsores de este proyecto, el anterior presidente de la D.O.La Mancha, Gregorio Martín Zarco, aseverando que “si vamos todos juntos, el sector vitivinícola también va mucho mejor. No hay que olvidar  que 100.000 familias de la región depende del vino y eso nos obliga a trabajar para que el sector mejore sus condiciones y tenga cada vez más importancia en el conjunto del PIB”. El consejero de Agricultura ha asegurado que “el sector alcanzará una facturación global de 2.500 millones de euros”.

Por su parte, Carlos Bonilla, presidente de ADOVIN, ha destacado la función esencial de la asociación “que es poner en valor y promocionar nuestros vinos, tanto en el mercado nacional como en el exterior. Es una buena herramienta porque está claro que para alcanzar los objetivos marcados tenemos que ir de la mano”. La Asociación ya está trabajando su presencia en Fenavín, “aunque la agenda de asistencia a ferias y otras actuaciones la tenemos que ir configurando poco a poco”. 

Al final ha vuelto a tomar la palabra el consejero para explicar otro importante proyecto de promoción y fomento de la cultura del vino que está desarrollando la Interprofesional del Vino de España, a través de la Fundación “Castilla-La Mancha, Tierra de Viñedos” que también tiene su sede en Tomelloso. 


2018-05-16T00:00:00

La Voz de Tomelloso