Economía

La campaña del melón de La Mancha “ha sido un desastre” y la de sandía “ha sido más rentable”

Julia Yébenes / Lanza | Jueves, 11 de Octubre del 2018
Foto: Clara Manzano Foto: Clara Manzano

El presidente de la Interprofesional del Melón y la Sandía de Castilla-La Mancha, Cristóbal Jiménez, ha presidido la última lonja de la temporada en Manzanares y la lamentado la evolución a la baja de los precios en la temporada

La campaña del melón y la sandía de La Mancha vive estos días vive sus últimos estertores, con un balance negativo en el caso del melón -que ha alcanzado las 300.000 toneladas- por las bajas cotizaciones alcanzadas en agosto, tras un inicio de temporada a finales de julio a precios rentables, mientras que la sandía –con 250.000 toneladas- ha tenido un comportamiento más estable en los mercados a lo largo de los dos meses y medio de producción.

Vender estas frutas por debajo de entre los 22 y 25 céntimos de euros de costo por kilo, y de entre 16 y 18 céntimos en el caso de la sandía “es perder dinero”, ha asegurado el presidente de la interprofesional, Cristóbal Jiménez, tras la celebración este miércoles de la última Lonja Hortofrutícola del Melón y la Sandía de Castilla-La Mancha en Manzanares.

Jiménez ha aclarado que “no es lo mismo” la media aritmética de los precios, que la media ponderada que refleja “los valores reales que obtienen los productores”.

En concreto, el 70% del melón se ha vendido a cotizaciones muy bajas que han causado pérdidas del 50% del coste de producción, mientras que el otro 30% ha sido comercializado a precios rentables.

La primera conclusión, para Jiménez, es que “sobran 2.000 hectáreas” de las 6.500 h totales, así como ha preguntado a los meloneros “si tienen la verdadera intención” de que la interprofesional lidere “la vertebración y organización” de un sector que está muy atomizado.

También ha lamentado que las ventas a pérdidas sólo hayan perjudicado a los agricultores, a la vez que ha lanzado a los consumidores la reflexión sobre si los bajos valores que han pagado con “el desastre” les han beneficiado.

Las ventas se iniciaron el 24 julio y en la primera lonja, el día 2 de agosto, el melón manchego cotizó hasta los 62 céntimos por kilo, un precio que fue bajando de manera paulatina con pérdidas de 20 céntimos por kilo cada semana, hasta alcanzar entre los irrisorios 13  y los 15 céntimos el kilo.

En septiembre, al disminuir la oferta, los precios repuntaron tanto para melón como para la sandía que, por su parte, “ha cotizado de una manera más estable”.

La pasada semana, el melón se vendía a entre 0,37 y 0,42 euros el kilo, 8 céntimos más que la semana anterior, con menores previos el de primera y segunda categorías.

La sandía negra sin pepitas de primera categoría se situó entre 0,28 y 0,30 euros el kilo, 2 céntimos más que la semana precedente, y la de segunda categoría entre 0,17 y 0,20 euros el kilo.

El 80 por ciento de la producción regional de melón está localizada en la provincia de Ciudad Real, en concreto entre las localidades de Membrilla, Manzanares, Cinco Casas, Alcázar de San Juan o Tomelloso.

1224 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}