Opinión

No dejes

Ramón Serrano García | Sábado, 25 de Septiembre del 2021

No dejes de venir a visitarme

si quieres verme vivo todavía;

sé capaz de ofrecerme una alegría

con la que aún pudiera consolarme.

Sepas que con la edad llega el olvido

de muchas cosas que algún día ocurrieran,

que a buen seguro que importantes fueran

y que al perderlas quedé muy afligido;

pero queda también grato recuerdo

de esa alegría que hube conseguida,

que me hizo un gran bien, me dio la vida,

y me hace pensar que sigo cuerdo.

Rememorar las cosas es, a veces,

tan importante como fue vivirlas,

el disfrutar de ellas, o el sufrirlas,

o estimar su valor hasta con creces.

Y quiero conseguir con tu presencia

cierto ligero viso de esperanza,

mas ello ha de ser pronto, sin tardanza,

para que esa membranza tenga esencia.

Así comprobaré que tu cariño

fue panacea de mis muchos males,

pues me llegaban penas a raudales

precisando una ayuda igual que un niño.

Si me la diste tú, no lo he olvidado,

con generosidad y con largueza,

quita ahora a mi alma su tristeza

llegándote un instante aquí a mi lado.

Permanece un momento aquí a mi vera,

dame tu buena ayuda, y con presteza,

confírmando de tu alma su belleza

con esa imagen tuya tan sincera.

Estate junto a mí, no te me alejes;

ven, por favor, ahora. No lo dejes.

1244 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}