Opinión

Picando piedra, un lustro de La Voz de Tomelloso

Carlos Moreno y Francisco Navarro | Jueves, 1 de Diciembre del 2022
{{Imagen.Descripcion}}

Tachando días y arrancando hojas del calendario La Voz de Tomelloso cumple su primer lustro de trayectoria. Cinco años que se traducen en sesenta meses y 1.826 días de trabajo en el que siempre hemos intentado llevar la mejor información posible  a nuestros lectores. Contamos, desde un compromiso social y también con la propia ciudad, lo que pasa en un Tomelloso  frenético  en todos los ámbitos: el político, el económico, el social, el cultural, el deportivo….La ciudad no para y, consecuentemente, los periodistas tampoco.

Cada día afrontamos el reto de llegar a numerosos frentes de la actualidad y lo hacemos en un momento de profundas transformaciones en la profesión, por no hablar, en algunos casos, de deformaciones. Emitimos mensajes que tienen como destinatarios a miles de personas y eso obliga  al sacrificio de llegar a muchos lugares, redactarlo con unos mínimos de calidad, buscar y cuidar la mejor foto posible, componer un titular que sea llamativo y riguroso al mismo tiempo, hablar con los protagonistas de las noticia, elaborar un reportaje con su carga de profundidad, sacarle el máximo jugo a una entrevista, defender una postura o tesis en un artículo de opinión, enganchar al lector con una buena crónica que obliga al redactor a seguir el acto desde el principio hasta el final….Hay que picar mucha piedra para realizar bien este oficio. Seguro que no siempre lo conseguimos, pero les aseguramos que lo intentamos en todo momento y circunstancia.

La rapidez que exige un medio de comunicación digital no debe estar reñida con unos parámetros aceptables de calidad y profesionalidad. En aras de la rapidez se han cometido tropelías que conducen a la desinformación, a un planteamiento sesgado o producir un periodismo que apenas se distingue de lo que muchos internautas hacen en las redes sociales. Tenemos claro que, en tiempos de sobreabundancia de información, no toda rigurosa y precisa, los periodistas somos más necesarios que nunca.     

El periodismo local ha sido nuestra seña de identidad durante estos cinco años. Es bonito, cercano e interesante. Al periodista le da la oportunidad de palpar la actualidad, de sentir lo que sienten sus vecinos, de conocer la ciudad y su paisanaje único, de descubrir sus tesoros y de sorprenderse cada día. ¡Cómo no nos va a gustar si comemos gracias al periodismo más cercano!

Pero —todo hay que decirlo—, además de sus innegables pros, la prensa cercana es una trampa saducea. Quienes nos encargamos de las tareas de redacción y edición de La Voz de Tomelloso nos tentamos la ropa innumerables veces al cabo de una jornada de trabajo. Tal vez pequemos de ingenuos, o de idealistas, pero pesa mucho en nuestro ánimo el hecho de que lo que publiquemos puede perjudicar a gente a la que vemos todos los días por la calle. Que te puedas encontrar tomando café, o paseando, o en la cola del cine con el sujeto de una noticia hace que encares la elaboración de una crónica contando, al menos, hasta diez.

Estamos convencidos de que los sucesos los carga el diablo. Preferimos dar un paso atrás, tardar un poco más en publicar la noticia, pero tener, al menos, dos versiones del asunto (casi siempre peliagudo y desgraciado para alguien). Huimos de los titulares impactantes en ese sentido y de la carnaza; no nos separamos ni una micra de la presunción de inocencia. Algo que, seguramente, nos perjudique de cara a la audiencia en estos tiempos de inmediatez. Pero como dijo Osgood Fielding III en “Con faldas y a lo loco”:

—¡Nadie es perfecto!

Otro tanto nos ocurre con las críticas referidas al mundo de la cultura o el espectáculo. Especialmente cuando se trata de artistas o intérpretes de Tomelloso y, encima, son aficionados. No se puede valorar de igual manera una actuación de la Compañía Dramática Nacional que un montaje de los muchos, y buenos, grupos de teatros locales. Claramente los nuestros están en desventaja y, por encima de todo, tenemos siempre presente que no son profesionales. Hay que ver la obra desde ese prisma, aunque no abandonemos muestro juicio crítico, claro. Y, sobre todo, tenemos que ser notarios del parecer del público. El respetable es soberano, paga su entrada y decide lo que le gusta o no. Lo mismo pasa a la hora de la presentación de un libro, la audición de un concierto y tantas y tantas situaciones como se dan en una ciudad que ha hecho de la Cultura la razón de su existencia.

Y como decimos, picando piedra hemos llegado a nuestro primer lustro. Hay que reconocer que no ha sido fácil, no han sido pocos los obstáculos y baches que hemos tenido que sortear en este camino. Pero aquí estamos… y amenazamos con seguir en la brecha, teniendo a Tomelloso y el periodismo de calidad como referentes.

No hemos estado solos en este recorrido, ni mucho menos. Necesariamente tenemos que dar las gracias a quienes nos acompañan en el proyecto de La Voz desde el primer día y remando a favor aun con vientos en contra como es DeSoft. Por supuesto, hay que agradecer el esfuerzo de los anunciantes, sin ellos no habría sido posible mantener este sueño. Es muy difícil encontrar las palabras de reconocimiento para todos y cada uno de los colaboradores que durante estos sesenta meses han confiado en este medio para dar a conocer sus ideas, sentimientos, necesidades, reivindicaciones, quejas, poemas, relatos… o lo que sea. Vosotros, todos, le dais un barniz de calidad a este diario.

Y, por último, ¿qué sería de un medio de comunicación sin sus lectores? Damos las gracias, de corazón, a todos los que nos leen. Ustedes son nuestra razón de ser, en ustedes pensamos cada mañana cuando comenzamos la jornada. Podemos presumir de tener unos lectores inteligentes, formados e informados a los que les gusta el rigor. Por ustedes, por vosotros, seguiremos esforzándonos en hacerlo mejor.

1770 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

Sobre el desamor

Lunes, 6 de Febrero del 2023

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}