Opinión

Esencia de bergamota

Rocío Torres Márquez | Domingo, 24 de Septiembre del 2023
{{Imagen.Descripcion}}

La esencia de bergamota -fruta exótica reconocida por su aroma- relaja, calma, tranquiliza y potencia las emociones más positivas

            …Y yo me iré. Y seguirán los pájaros cantando

                                                                       (Juan Ramón Jiménez)


Indudablemente, el entorno geográfico y humano en el que vivimos nos condiciona y nos moldea especialmente en lo que atañe a nuestras  emociones. Y digo esto porque nuestra feria- a la que recibimos con un júbilo desbordante, sinónimo de alegría, de reencuentros amistosos y de divertimento para todas las edades- al celebrarse en la última semana de agosto, siempre ha tenido también, al terminar, esa inevitable nostalgia, envuelta de melancolía, porque con ello nos sumergimos en el adiós al verano y a las vacaciones y nos damos de bruces con el retorno al nuevo curso, al trabajo y a la monótona cotidianeidad…

Pero este año ha sido muy diferente, ¡sí!, porque el corazón se nos heló ese fatídico día 28 de agosto con la terrible noticia de tu partida, querida Maribel, y nuestra feria se tiñó de luto. Incrédulos, desconcertados y noqueados nos quedamos todos hasta que la escalofriante e inasumible certeza nos hundió en la congoja y el dolor por una realidad que no podíamos entender…         

El tiempo con su inexorable devenir nos obliga a seguir transitando por la vorágine vital en la que vamos metidos pero esa murria postferia , para mí está siendo este año muy dura y tristísima. Aún resuenan en mis oídos las conmovedoras notas musicales que Marieli- toda corazón, como siempre es ella- pudo arrancarle a su piano para dedicártelas en nombre de todos tus compañeros y amigos del Ayuntamiento, tal y como se lo pedí la mañana del 29 de tu despedida. Seguro que te han llegado pues sé de tu amor por la buena música que compartes con Vicente y que tan estupendamente le habéis transmitido a vuestros hijos, especialmente a Irene.

Tomelloso ya ha recobrado su pulso enérgico, encontrándose en plena vendimia. Pero es el inicio del curso escolar lo que, a mí y a ti y a tantos niños, jóvenes, padres, madres y profesorado, nos marca y marcará para siempre en estas fechas de modo muy especial. Irene y Jaime se habrán reencontrado con sus queridos compañeros y quizás, nuevos profesores, lo que les aliviará y distraerá aunque la pena por tu ausencia les acompañará siempre. Y Vicente, tu queridísimo compañero y al que definiste como el mejor padre que podías haber encontrado, sacará fuerzas de flaqueza con tu infalible ayuda, estoy convencida de ello pues seguiréis siendo esa pareja unida y fuerte que habéis demostrado ser con creces en los difíciles momentos con los que las circunstancias os han retado no hace mucho.

Querida Maribel, son muchas las cosas que me gustaría escribirte y que tanto lamento no haberlas hablado contigo antes pero las prisas con las que vivimos y ese mantra de los luegos que nos persigue, lo ha impedido y bien que lo siento, sin embargo agradezco muchísimo que el pasado día 23 de agosto, inesperadamente, la casualidad hicieran que pudiésemos hablar por teléfono y que me atendieras con tu señera amabilidad y que ambas nos alegráramos mucho de oírnos y contarnos algo de los actuales momentos, similares para las dos- el cuidado a tu tía y el mío con mi madre-.

Es muy difícil poder hilvanar estas letras que desde tu inesperada e incomprensible despedida deseaba decirte. Los recuerdos se agolpan y entumecen mi memoria, más aún cuando la tristeza lo nubla todo. Tuvimos la suerte de conocernos gracias a nuestros trabajos respectivos en distintos departamentos  del Ayuntamiento  y es que ambas, además, compartíamos  ese maravilloso público con el que tanto hemos disfrutado las dos: ¡Los jóvenes de nuestro pueblo!, grupo de fama “difícil” para quienes han perdido la llama de la mocedad pero, por suerte, tú la has tenido vivísima desde que iniciaste tu trayectoria profesional y así has sabido mantenerla siempre. Aunque han sido muy variados y diferentes los muchos proyectos que has llevado a cabo, para mí, para mis queridas compañeras de la Biblioteca y de Cultura y para otros más, tú siempre has sido y serás Maribel Alcazul pues ése fue el buque insignia en el que empezaste a navegar por esos vigorosos mares de la educación, de la formación, de la prevención, del ocio y del divertimento sanos para tantos cientos y cientos -miles- de jóvenes que tú has tenido el placer de atender y ellos han tenido la suerte de encontrarte -siempre en tu puesto- con esa sonrisa dulce y comprensiva que no perdías ni en los momentos de más nervios y dificultades que, bien sabemos los trabajadores de la Administración pública, son muchos y muy heavys…  

Y es que por algo te autodenominaste esenciadebergamota, esa planta que evoca el refinamiento, la nobleza y el sol. Y transmite la calma y el sosiego tan necesarios en este proceloso mundo que nos rodea. Porque tú, Maribel, has sabido combinar en tu personalidad la educación y la amabilidad con la firmeza de criterio desde la corrección en tus formas. Y la estilosa sencillez con esa elegancia cañera que tan bien te definían, según opina tu querida compañera Carmen con quien tantos momentos has compartido. Tanto ella como Mª Teresa -primero concejala y después buena amiga tuya- coinciden en los pilares sobre los que has sustentado tu joven y, lamentablemente, corta vida:

**Tus hijos, cuya llegada te colmó de felicidad y creció tu responsable preocupación- como buena madre- ante la ardua tarea de su educación pero bien pronto la has visto recompensada pues tanto Irene como Jaime son niños 10 y así seguirán, segura estoy. Ellos han sido las estrellas de tu vida y ¡qué palabras de amor y ternura inmensos les has dejado escritas a tus adorados princesa y dragón! ¡Emocionantes!

**Tus amigos con los que te has mantenido siempre  tan fielmente unida y tanto has cuidado. Con ellos te sentías tú, te reías y divertías mucho aunque-aparentemente- parecías seria pero sorprendías con ese humor tuyo tan inocente e irónico a la vez, una muestra más de tu elegante inteligencia.

**Tu trabajo que ha ocupado un preeminente lugar en tu vida. Y quienes te conocemos coincidimos en resaltar esa actitud tan responsable que suscitaba tu interés por seguir aprendiendo y estudiando para poder responder a todos los niveles profesionales y personales, ya que insistías hasta lograr esos altos y claros objetivos por los que siempre has peleado y de los que has dejado grandes e inolvidables muestras. Tu compañera y amiga Carmen dice que- aunque tu carácter parecía frágil- has sido siempre una gran luchadora y así lo has dejado patente (lástima que haya habido mezquinos que no han sabido apreciarlo).

**Tus compañeros- Carmen, Cortes, Lorenzo, Luis -quien te habrá recibido sorprendido al verte allá arriba-, Yolanda, Mª José y tantos otros saben de tu enorme valía, tanto profesional como humana, al servicio de los jóvenes de nuestro pueblo y de sus padres. Por ello ya formas parte de la historia de Tomelloso pues tus acertadas e infalibles ideas, reflejadas en tantas actividades juveniles, han dejado un imborrable rastro que continuarán en otras sucesivas.

**Y tu familia: ¡cuánto cariño y cómo la has cuidado siempre! Como hija, agradeciendo tanto a tus padres ese amor de abuelos, cuidando de tus hijos y ayudándote en la difícil conciliación laboral y familiar. Ahora seguirán  haciéndolo pues para ellos constituirá el motor de sus frágiles vidas, ya sin ti. (No hay palabras para definir el dolor de tu padre en las tristísimas palabras con las que ha relatado los últimos instantes de tu vida, agravados en esa circunstancia tan especial dada la situación sanitaria que, injusta e incomprensiblemente, padece nuestro pueblo). Como sobrina has dedicado tus postreras horas al cuidado de tu querida tía y eso ya habla por sí solo de tu gran generosidad. Y qué decir de tu amor por Vicente, compañero del alma, complemento perfecto y el equilibrio minucioso e inteligente para ese dúo excelente de querencia, familia y vida en el que habéis ido creciendo. Y en ello estabais, con la inmensa ilusión de empezar una nueva etapa con vuestra nueva casa en el querido barrio del Carmen. Así lo expresabas cuando el pasado día 1 de enero escribías: Bienvenido 2023. Te estaba esperando.

No puedo evitar un intenso escalofrío al leerlas ahora… Al igual que cuando releo otra breve pero contundente frase/reflexión tuya: La vida no te da tregua Y esa es la pena pues ahora que os había llegado el anhelado remanso de paz, de sosiego, aparece la sinrazón de tu marcha y esta tremenda ausencia de ti que nos asola a quienes tuvimos la suerte de conocerte y de disfrutar de tu personalísima esenciadebergamota.

Siempre nos perseguirá el ¿por qué?  Y no tendremos respuesta. Sólo sé que sentiremos muy nuestros los versos de la famosa copla: Algo se muere en el alma cuando un amigo se va… Y este primer dolor irá pasando pero el recuerdo de una persona llena de vida y de luz como tú, querida Maribel, irá creciendo y quedará para la eternidad.

¡Hasta siempre!

Rocío Torres Márquez.

Septiembre, 2023             

4836 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}