Las fiestas del Barrio del Carmen alzan el telón

La denominada “Feria chica” arranca con el entrañable pregón de Paco Crespo, la imposición de bandas a las Dulcineas y el temido toro de fuego

Las coloristas y alegres fiestas del Barrio del Carmen arrancaron anoche con el entrañable pregón que ofreció el  vecino del barrio, Paco Crespo; el acto de imposición de bandas a las nuevas Dulcineas, el corte de la cinta inaugural y los fuegos artificiales que culminaron con las correrías del temido toro de fuego por la prolongación de la calle Concordia. En esta primera noche de fiestas, el presidente del barrio , Vicente Salinas, recibió a las autoridades: el concejal del barrio, Raúl Zatón, y concejales de los grupos del PSOE, PP, Ciudadanos e Izquierda Unida.  El acto de imposición de bandas fue presentado por Miguel García. 

Gema Serrano Parra, Marta Carretero Martín y Clara Isabel Izquierdo lucieron radiantes el traje típico en su primera noche como Dulcineas y recibieron de sus predecesoras la banda que les acredita como damas del barrio en un reinado que durará un año. A todas ellas, la vecina del barrio, Mari Carmen Rodrigo, les hizo entrega de  la medalla de la Virgen del Carmen. Las dulcineas entrantes y salientes también fueron obsequiadas con un ramo de flores. Como es tradicional, tras la quema de los fuegos artificiales muchas casas abrieron sus puertas para invitar a la gente al típico y sabroso zurra. En esta primera noche,  las tascas, puestos y la zona de atracciones presentaban ya un magnífico aspecto. 

Vicente Salinas expresó su satisfacción por el comienzo de unas nuevas fiestas del barrio, setenta y un años de fiestas y 73 desde que les dieran las llaves a los primeros vecinos. “Son unas fiestas tradicionales, que tratamos de mantener, gracias a la colaboración del Ayuntamiento, de los vecinos y de empresas que nunca nos fallan. Preparamos unas fiestas para que la gente disfrute, no solo los vecinos, sino todos los habitantes de la ciudad”. Salinas calificó de buena la relación con el Ayuntamiento, “mantenemos una relación fluida y constante con Raúl Zatón que siempre nos atiende bien”.

Precisamente, Raúl Zatón se congratulo de inaugurar un año más las fiestas del barrio del Carmen, “esa feria chica que es la antesala de la gran feria de Tomelloso que llega en agosto. Unas fiestas que se organizan con ilusión, con fuerza y a las que el Ayuntamiento presta toda la ayuda y colaboración posible”. El concejal se refirió también a algunas mejoras realizadas en el barrio, como la plantación de árboles, las mejoras en la zona infantil, anunciando que lo siguiente será la iluminación.

Un entrañable pregón

Paco Crespo ofreció un entrañable pregón, lleno de recuerdos, nombres propios  y vivencias de su niñez,  de buena vecindad, de aquella leche en polvo que los niños de la época tomaban en el Abelardo Contento, “y que nos estaba muy buena”, de antiguas fiestas en las que se preparaban banderitas “y una pólvora que le hacía competencia a la de la feria”, evocando también aquel zurra “que probábamos en todas las casas y nos hacía llegar a la Misa de campaña algo mareados”, la procesión, el baile “que primero era abierto, luego cerrado y otra vez abierto”,  noches de verano al fresco, juegos infantiles inolvidables, guerras a piedras con otros barrios, partidos de fútbol, visitas a cuevas en las que algunos se perdieron, los villancicos de las Navidades y recuerdos de grandes memorables de música y teatro, como las de Paco de Lucía y Alfonso del Real.

Avanzando en el tiempo, Paco Crespo alcanzó su época de presidente en la junta del barrio, elogiando la ayuda que le prestó gente como Félix Godoy, Andrés Naranjo, Pascual Oliver, Paco Morales y muchos más, recordando con emoción a los que ya no están. “Conseguimos muchas cosas, como la remodelación de la plaza, pero todavía nos queda mucho por hacer, sobre todo un Centro de Barrio digno en el que podamos tener también una capilla, donde la Virgen del Carmen pueda estar todo el año”. El público le tributó una gran ovación y la Junta le obsequio con una placa de recuerdo. Las fiestas habían comenzado muy bien. 


2018-07-13T00:00:00

La Voz de Tomelloso