Tomelloso

A punto de ver la luz el libro de Angel Luis López Barrios, “Un tranvía en Tomelloso”

La Voz | Jueves, 18 de Julio del 2019

Angel Luis López Barrios, colaborador de La Voz de Tomelloso, está  a punto de publicar en Amazon su libro “Un tranvía en Tomelloso”  Fantasía pacífica a lo largo de dieciocho relatos sobre la utopía de un tranvía que no ha existido sino en la imaginación del escritor y de sus más allegados lectores. Estos son algunos de sus deliciosos párrafos.

“Mañana cubierta de nubes con el suave sonido de la lluvia sobre la ventanilla.

Detrás de todo está el cielo limpio, gris, transparente, lleno de esperanzas. El té caliente, de mi nuevo termo, me acompaña mientras quiero despertarme del letargo somnoliento de la noche anterior.”

“A veces llego tarde al paso del tranvía y me siento a esperarlo en un banco con mi vieja pluma y un nuevo cuaderno de notas. La mañana de cualquier forma me reúne con la inspiración aunque no sea en el mismo lugar:”

“Puedo caminar con los ojos cerrados a través de mi imaginación:”

Buscando siempre los antecedentes literarios de esta localidad rica en literatura y pintura, con una luz que no deja de iluminar la imaginación. Francisco García Pavón, Félix Grande, Eladio Cabañero parecen los pasajeros mas pacíficos y mas fantásticos que recorren el paisaje tomellosero.

“He visto entrar en la churrería de la plaza al cabo Maleza, buscando a Plinio, quien con su bendita paciencia mojaba un churro de curiosa forma elíptica en su humeante café con leche. El asunto se preveía urgente, pero no lo bastante como para interrumpir la metódica rutina matinal del jefe de la policía. “

“Me he cruzado con el abuelo “Palancas” y su escaso ya rebaño de cabras, cerca del “Camino Real”, hemos tirado de su petaca y fumado un rato, hablando del tiempo y de las cosas verdaderamente importantes en la vida de un hombre. “

“Marisa Sabia y Eladio Cabañero salían del cafetín, tras una larga y agotadora velada literaria, iban cogidos de la mano, dándose calor en medio de este frío. Lo que no sé, es si esto ha ocurrido antes o después de estar despierto.”

Bien dibujado por el tío y sobrino Antonio López Torres y Antonio López García.

“Antonio Lopez Torres quiso pintar la temperatura de nuestros campos y lo consiguió, con duro trabajo, es cierto, pero ahí está en sus lienzos ese finísimo velo apenas imperceptible que muestra al espectador el termómetro de cada cuadro.”

“Miró la calle Santa Rita como la había pintado años atrás Antonio López García, con dos mujeres hablando en la calle bajo los cables del tendido eléctrico y el azul del cielo rasgado por un esbozo de nubes; “

El autor los llama junto con sus personajes mas familiares, y convive con ellos en un universo literario y pictórico.

“Una luz de media mañana blanca y nítida acompañaba desde la ventana a los escasos pasajeros que viajaban en el tranvía desde GARCIA PAVON a CASINO DE TOMELLOSO. Julián, el conductor había encendido la radio para animar estas tempraneras horas del sábado. “

Todo es fantástico, pacífico y lleno de armonía; la imaginación viaja en tranvía en una época de transición en la localidad manchega mejor iluminada por esos amaneceres y ocasos que han desarrollado una afición tan extensa a la pintura y literatura.

“ En marcha por el final de la calle Santa Quiteria, al unísono, comenzaron a entonar aquella canción de Rafael Alberti interpretada por Paco Ibañez:

A corazón suenan, resuenan, resuenan

las tierras de España, en las herraduras.

Galopa, jinete del pueblo,

caballo cuatralbo,

caballo de espuma.

¡A galopar,

a galopar,

hasta enterrarlos en el mar!”

“Tras Pampanito y el canal giran a la derecha por un camino hacia la casa abandonada. Por esta única noche La Casa De Las Castañas se convierte en el Central Park de Tomelloso.”

“Carlos Cicuendez, agotado, da por finalizada la crónica en su mesa de la redacción de Libretos Manchegos.

“Tal vez jugar al primer toque sea otra forma de hacer la revolución”.

“Julián el viejo conductor del tranvía prepara todo lo necesario para su primer turno. Prefiere madrugar para atender cuando acabe las doce fanegas de viña que tiene en “Marta”, en la carretera de Alcazar.”

“El mismo sol que ilumina la ventana de la redacción del nuevo periódico comienza a mostrarse frente a La casa de las castañas.”


1459 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}