Tomelloso

Platea pone en pie al Teatro Municipal con “Materia reservada”

Francisco Navarro | Domingo, 26 de Enero del 2020

Este sábado tuvo lugar la segunda de las funciones de la XXVII Muestra Local de Teatro de Tomelloso. Platea llevó al Teatro Municipal “Materia reservada”, de Hugh Whitemore, con la dirección de Alberto Palacios. Un montaje que convenció al numeroso público que acudió a la representación, que dedicó a la compañía una gran ovación puesto en pie.

La obra, según anticipó Platea, llegaba con mucha ilusión (como quedo demostrado durante la función) y muchos cambios. El principal, que tras veinticinco años con Aurora Sahuquillo al frente del grupo, Alberto Palacios tomaba el relevo de la dirección. La compañía nos regaló una obra con un gran trabajo de los actores y el director que es de agradecer y más en un grupo amateur. Estamos seguros que detrás del éxito de este sábado hay una gran labor, muchas horas robadas al descanso o a la familia.

El telón se levanta y se cierra con los Beatles. La obra comienza con “All You Need Is Love” en la cocina de una vivienda situada en un apacible suburbio londinense en el invierno de 1960. Es la hora del desayuno, en el teatro huele a tostadas (o tal vez sea una ilusión del periodista). Bárbara (Beatriz Muñoz), Bob (Raúl Zatón) y Julia (Claudia Ferrín) forman una típica familia que va a comenzar el día. Sus vecinos (y mejores amigos) acuden a felicitar a Bárbara por su cumpleaños, aunque lo hacen una semana antes. Son canadienses, ella es Helen, de quien hace María Montañés, frívola y excesiva. Peter, Sergio Izquierdo, es el marido, discreto y un poco manazas.

La abnegada madre, la hija adolescente y la frívola vecina, hablan de amores juveniles y estudios cuando suena el teléfono. Una llamada que contesta Bárbara. Nunca nada volverá a ser igual.

Un oscuro y misterioso personaje, Stewart, interpretado por Felipe Fuentes, aparece en sus vidas. Pide permiso a la familia para vigilar desde la casa a un sospechoso que merodea por el barrio. Thelma, a quien da vida Helena Jiménez, va a ser la vigilante. A partir de ahí la obra entra en una dramática espiral, Stewart les obliga a hacer cosas de las que se van a arrepentir: a espiar a sus vecinos y mejores amigos y no decirles nada. Aunque haya pasado menos de una hora, queda muy lejos el confortable desayuno del principio. Los acontecimientos se precipitan y nos conducen a un devastador final.

La obra trascurre en la cocina de la vivienda de Bob y Bárbara, el decorado es muy realista y acorde con la obra. La puesta es escena es muy llamativa, todos los personajes interpretan un monólogo, haciendo de narradores, ofreciendo su visión de los hechos al público. Pasan por el proscenio en tinieblas, explicando antecedentes, consecuencias o sentimientos. También tocan unas notas al piano cuando hay un cambio de escena o se va a producir una situación dramática.

El programa de mano anuncia que “Materia reservada” está basado en hechos reales y que es una obra de susurros donde raramente se alza la voz. Pero cuando se alza, los actores lo hacen de forma dramática, porque es lo único que les queda a los personajes (y a nosotros mismos, me atrevería a decir). La obra está ambientada en una época en la que las ideas eran sospechosas, el mundo estaba maniqueamente dividido entre dos opciones: nosotros y los malos. El “Estado” devora a sus hijos, anulándolos y obligando a delatar a sus mejores amigos en la sociedad más democrática del mundo. Como plantea Platea en el programa “¿Qué papel representamos los ciudadanos de a pie en la sociedad?”. Da miedo la vigencia del argumento.

Beatriz Muñoz transmite convincentemente al público su sufrimiento. En una gran interpretación pasa de una abnegada, inocua y lacónica matrona inglesa a una mujer herida a la que tortura traicionar a sus amigos. Raúl Zatón es efectivo en su papel de esposo coherente, lógico y británico; Julia Ferrín interpreta con solvencia a la hija adolescente y rebelde. María Montañés construye una Hellen tierna y excesiva, desenfadada y alegre. Nada que ver con su marido Peter, un tipo aparentemente gris, bien interpretado por Sergio Izquierdo. Felipe Fuentes es el perfecto oscuro funcionario Stewart y Helena Jiménez da vida con seriedad a Thelma.

El público aplaudió todos y cada uno de los cambios de escena y los monólogos de los actores. Entregado, cuando cayó el telón (mientras sonaba Let It Be) el respetable puesto en pie, premió a Platea con una gran ovación.

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
2774 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}