Opinión

Humildad, la virtud de la paz

Fermín Gassol Peco | Viernes, 25 de Septiembre del 2020

“La vida es una larga lección de humildad”. Sir James Matthew

Si comienzo diciendo que aquellas personas que dan las gracias con facilidad suelen ser las mismas que perdonan y piden perdón de igual forma creo que muchos de ustedes corroborarán este aserto o tesis. Y al contrario cuan antítesis: Quienes no dan las gracias ni por casualidad, suelen ser los mismos o mismas, claro, que no perdonan o piden perdón ni por equivocación.

De manera que hallándonos millones de personas con distintas características, afinando yo me atrevería a decir que pueden quedarse reducidas a dos; aquellas que poseen o que carecen de estos dos valores o virtudes, el agradecimiento y el perdón. Virtudes y defectos universalmente reconocidos porque responden generalmente al comportamiento que todos deseamos y a veces exigimos o al contrario detestamos de los demás hacia nosotros. Virtudes y carencias que por otra parte no se dan de manera aislada, sino que guardan cierta correlación o vienen acompañadas con otras manifestaciones en el comportamiento, a veces como causa o consecuencia.

Común observar por ejemplo cómo las personas agradecidas poseen una elevada educación, sensibilidad, delicadeza y generosidad siendo por tanto proclives a pensar en el prójimo, resultando también condescendientes, justificando con facilidad aquellos errores o afrentas de las que son objeto y muy exigentes sin embargo en el propio comportamiento. Muy al contrario, aquellas que no agradecen nada son seres enrocados, prepotentes, orgullosos, tocos y a veces de ademanes embrutecidos y narcisistas, tremendamente sensibles consigo mismos y crasos y romos en sus acciones con el prójimo; se enojan con facilidad por cualquier desliz de los que se consideran víctimas y sin embargo no paran en barras, a veces de manera abrupta con quienes se relacionan. Pues bien, estos mismos perfiles los encontramos así mismo en quienes perdonan y piden perdón.

Dicho esto, resulta curioso, muy curioso el hecho de que ambas actitudes “dar las gracias” y “pedir y otorgar el perdón” se encuentren tan relacionadas y habiten casi siempre en las mismas personas.

La pregunta es: ¿A qué puede ser debida la circunstancia de residir en un lugar común? La respuesta nos viene dada por un nombre, la humildad, la verdadera humildad, virtud difícil porque supone de quien la atesora una gran madurez estando reservada a personas bondadosas y también inteligentes. Y refiero estos dos calificativos porque ciertamente humillarse, hacerse pequeño, que en esto consiste la humildad, es un acto que requiere ausencia de ego; e inteligente porque sabido es que la humildad es la verdad, la que define nuestra dimensión real, aquella que hace reconocer a los seres humanos sus habilidades, cualidades y capacidades, poniéndolas al servicio de los demás sin jactarse de ello, adquiriendo así grandeza no en uno mismo sino en el corazón de los demás. “El hombre crece cuando se arrodilla” A. Manzoni

Agradecimiento y perdón suponen reconocer la frágil condición humana aceptando la desnudez que produce quedar a merced del otro. Es más, pasa por aceptar que ese prójimo ha sido o está siendo tanto o más generoso que uno mismo.

De ahí que la humildad no se aprenda en “cuatro tardes” sino que sea fruto de un profundo y a priori nada agradable ejercicio de renuncia hacia aquello que nuestro instinto y e incluso nuestra razón reclama, una demanda esta última, justa y legítima que solamente puede ser superada por un ejercicio de grandeza humana.

“El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió” (Madre Teresa de Calcuta)

Fermín Gassol Peco

1178 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}