Opinión

El sello de la liebre y el tomillo

Enrique Rodrigo Ortiz | Miércoles, 25 de Abril del 2018

El diseño del actual escudo de Tomelloso es producto de la evolución del sello municipal creado por un concejal aficionado a la caza a mediados del siglo XIX. Seis reyes, dos repúblicas y tres dictaduras después esta enseña se ha mantenido, aunque con variaciones y «heraldizada», hasta nuestros días.”

Tomelloso tiene historia, y no menos rica que cualquier pueblo de su alrededor. Simplemente su historia es distinta. Es cierto que Tomelloso no fue hogar nobiliario, por lo que en sus símbolos es imposible encontrar algún blasón noble de los que forjaron el país en los albores de la reconquista. El genial escritor Francisco García Pavón nos da una pista sobre el origen de los símbolos de la ciudad cuando define a la sociedad tomellosera en su Historia de Tomelloso: 

“... su sociedad se caracteriza por la falta total de los prejuicios de casta y señoritismo. Una convivencia llana y democrática es la tónica entre los representantes de todas las clases sociales.” 

Carente de historial de vasallaje, Tomelloso adoptó sus símbolos actuales de su entorno, ya hace más de siglo y medio, obviando —como casi siempre en su historia— viejos símbolos heráldicos, tradiciones, rituales o cualquier motivo que no se encuentre en sus solares. 

El origen del escudo de Tomelloso.

El origen del actual escudo de Tomelloso proviene del sello de alcaldía de 1850. Antes de esa fecha el ayuntamiento utilizaba los símbolos del reino —un ovalo acuartelado con dos castillos y dos leones—. El sello fue diseñado por Domingo Pliego, que en esos años era concejal síndico —una especie de “defensor del pueblo” de la época—, siendo alcalde José María Carranza. 

ob.imagen.Descripcion

 

Sello de alcaldía en 1876. 

En 1876 el Archivo Histórico Nacional decide solicitar los sellos de las administraciones públicas de la época para completar un estudio de sellos medievales, y entre estas se encontraba el Ayuntamiento de la villa de Tomelloso. Preguntados por su origen a varios testigos de la villa, declaran que Domingo Pliego era un fanático de la caza, y este también dio los motivos de la invención de su alegoría. Sus razones fueron las siguientes: 

“Sabido es que la primera caza con que contó esta villa se denominaba "Quintería de la Tomilla" a causa de los muchos arbustos de este género que por aquí existían. Después se llamó "Aldea de la Tomilla", más tarde villa del Tomilloso y hoy por relajación de la palabra Tomelloso. Pues bien; habiendo dado el tomillo nombre al pueblo justo es que figure en su escudo y nada más natural tampoco que una liebre figura paciendo detrás de ese mismo tomillo.” 

Y así fue como Tomelloso tomó por enseña estos motivos cinegéticos. Como las alegorías que forman parte de sellos de algunos países que no tienen tradición heráldica (como Estados Unidos), ésta alegoría también estuvo basada en los elementos que se encontraban, en este caso, en nuestro entorno. No sabemos si los contemporáneos de Pliego a mediados del siglo XIX conocían el origen del pueblo, en una confluencia de caminos junto a un pozo y un gran charco, rodeado de antiguos villares y enterramientos (quizás si lo hubieran sabido podrían haber representado otros motivos en el sello, como el pozo originario), pero sí sabemos hoy que las denominaciones antiguas a las que Pliego se refiere, como Quintería de la Tomilla o Aldea de la Tomilla, unidas a algunas más recientes como Tomillar del Oso no son históricamente exactas, ya que el paraje que da nombre a la actual población ya se llamaba “Los Tomillosos” al menos desde 1494, cuando estaba deshabitado (casi cuarenta años antes de la fundación del pueblo). 

La evolución de la insignia.

El sello permaneció más o menos inalterado durante todo el siglo XIX y principios del XX. En la Segunda República se adopta como escudo de Tomelloso el óvalo con la mata de tomillo y la liebre paciendo, adornado en algunos casos con espigas y racimos de uvas, y timbrado con la corona mural típica del régimen republicano.

ob.imagen.Descripcion

Billete municipal durante la Guerra Civil Española. 

En la dictadura se añadirá a la insignia municipal —que no escudo, al no cumplir norma heráldica alguna— una corona de laurel y una corona real abierta, suprimiendo la corona mural republicana. Esta simbología se mantendrá durante casi toda la dictadura, hasta 1973, cuando el Ayuntamiento de  Tomelloso aprueba la solicitud de normalización del escudo de la ciudad. Este solicitó también agregar el símbolo de la Cruz de la Orden de Santiago al diseño, al haber sido la institución histórica que rigió estas tierras desde la reconquista, pero la Real Academia de la Historia denegó su inclusión en el escudo ya que las armas propuestas por el Ayuntamiento no estaban ajustadas a las leyes heráldicas, que prohíben poner color sobre color. Así fue como también, la Real Academia de la Historia propuso el actual diseño del escudo de Tomelloso, adaptado, esta vez sí, a las normas heráldicas.

 

ob.imagen.Descripcion


Motivo de la feria de 1950 con el símbolo de Tomelloso de la época. 

El escudo actual.

El diseño del actual escudo de Tomelloso quedó especificado en la Gaceta de Madrid el 26 de julio de 1973, tras la aprobación por el gobierno franquista: 

“Se autoriza al Ayuntamiento de Tomelloso, de la provincia de Ciudad Real, para rehabilitar su escudo heráldico municipal, que quedará organizado en la forma siguiente, de acuerdo con el dictamen de la Real Academia de la Historia: En campo de oro, una mata de tomillo, de sinople, adiestrada de una liebre, de sable, terrazado de sinople. Al timbre, corona real.” 

Esto es, un tomillo verde al centro del escudo y a la derecha de éste (a la izquierda si lo miramos de frente) una liebre negra, sobre fondo amarillo y su base en verde. Así es como nuestra ciudad tomó el escudo actual. A lo largo de estos años también hemos visto algunas modificaciones del escudo que han ido apareciendo en clubes deportivos o en autobuses urbanos, que aunque incorrectas según la norma heráldica vigente, si que nos obliga a cuestionar si el símbolo de Tomelloso debería ser un escudo “heráldico” ¿No sería interesante complementar, aun sin sustituir, el escudo actual con el diseño de un sello que represente a la ciudad como homenaje a la alegoría de Pliego que la ha representado desde hace 168 años? Cierto es que hay temas muchísimo más importantes que abordar por los políticos municipales, pero la pregunta queda abierta. 

ob.imagen.Descripcion

Un ejemplo de sello como insignia representativa de una administración pública (Estado de Maine - Estados Unidos). 

*La información contenida en este archivo proviene de fuentes históricas y documentos oficiales. 

1733 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}