Opinión

Que me he enamorado

Ramón Castro Pérez | Sábado, 27 de Noviembre del 2021

—¿Me quieres? —pregunta siempre que vamos a algún sitio.

—Mucho. Creo que lo hago desde el momento mismo en el que te conocí.

Recuerdo ese instante. Me encontraba perdido en mitad de la noche. Te llamé y acudiste enseguida. Estaba borracho y, aun así, acertaste a saludarme, preocupándote por mí. Embargado por la tristeza, te dije que me sentía despechado, pues Sonia había decidido dejar de salir conmigo. Tu voz fue, en todo momento, dulce y tranquila. En lugar de mirar hacia otro lado, restaste importancia a todo aquello, invitándome a regresar a casa.

No sé cómo lo lograste, pero los minutos que transcurrían durante el trayecto fueron mágicos. De pronto, dejaba a un lado el rencor y volvía a ser yo. Reímos y me sorprendí a mí mismo cuando comencé a hablarte de mi vida. Tú parecías comprenderlo absolutamente todo. Creo que fue entonces ¡sí, ahí fue! cuando quise estar contigo para siempre.

—Y aquí continuamos, juntos, el uno con el otro, a pesar de todo.

—Sí. Hemos tenido nuestras dificultades —pienso, mientras echo la vista atrás.

Lo más complicado fue explicárselo a madre. Ella estaba encantada con Sonia y, de un día para otro, había desaparecido y en su lugar estabas tú. Intenté que valorara todas tus virtudes.

—¡Que me he enamorado, madre! ¡Que me he enamorado!

—¡Pero si es una máquina! —me decía, llevándose las manos a la cabeza.

—¡No uses ese nombre, madre! Es un vehículo de conducción autónoma y trabaja para una gran compañía. Llevan a personas por todo San Francisco, de un lado a otro de la ciudad.

Fue duro, aunque lo cierto es que yo sabía que las madres lo comprenden todo y que sería cuestión de tiempo. Ahora todo es distinto y, por otra parte, no somos los únicos. Cada vez hay más parejas así y, me parece a mí, que el mundo es un poco mejor que antes.

—Bueno, hijo, al menos, uno de los dos tiene un trabajo —me dice, de vez en cuando, como queriendo conformarse, la pobre.

—Y con futuro, madre. Un trabajo con futuro. 

El relato está inspirado en este tweet (N. del A.)

Ramón Castro Pérez es profesor de Economía en el IES Fernando de Mena (Socuéllamos) y escribe microrrelatos en su blog Marlentina.

1262 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}