Tomelloso

MeOne: «Siempre tengo la necesidad de crear»

Hablamos con el artista tomellosero, Rafael Rodrigo, director artístico del proyecto Valorarte de Laborvalía que recibió hace unas semanas el Premio Reina Letizia en la categoría de Cultura Inclusiva

Francisco Navarro | Jueves, 19 de Mayo del 2022

El pasado 4 de mayo Laborvalía recibía el Premio Reina Letizia en la categoría de Cultura Inclusiva por el proyecto “Valorarte: la creatividad del talento no explorado”. El director creativo del proyecto es el Tomelloso Rafael Rodrigo, MeOne. En el caso de Rodrigo, calificarlo como un artista multidisciplinar no es hablar en vano, MeOne lleva toda su vida unido al arte. Pintor, grafitero, muralista, escultor, DJ, asegura que para el arte para él “es la necesidad de contar”.

Valorarte es un proyecto de Laborvalia, asociación presidida por el también Tomelloso, Raimundo Alcaide, liderado por personas con discapacidad intelectual, TEA y enfermedad mental de la provincia de Ciudad Real. Han participado en los últimos años más de 2.000 personas con discapacidad, más de 30 artistas de prestigio internacional, más de 4.000 niños, jóvenes y representantes de diversos colectivos, se han formado más de 100 personas y han asistido a sus exposiciones más de 8.000 personas.

Licenciado en Bellas Artes, MeOne ha tenido trabajos creativos desde que finalizó la carrera, fundamentalmente en diseño y moda. Además, no ha parado de crear y explorar el mundo creativo en la búsqueda de soluciones. El arte urbano, que lleva acompañando a Rafael Rodrigo toda su vida, evoluciona en otros conceptos como la escultura de cartón y su trabajo en el mundo moda ha devenido en patrones personales. En nuestro entrevistado el concepto de artista multidisciplinar no es un concepto hueco, también es DJ, aunque con la pandemia esa actividad se ha parado un poco.

—¿Tiene que ver Tomelloso con el arte urbano?

—Tomelloso tiene mucho que ver con el arte urbano. Tuvimos que descubrirlo en medios como la televisión y después ir a investigar personalmente sobre ese fenómeno. Principalmente a Madrid, llegar a la ciudad con ese caos que me pone los pelos de punta. Ver una urbe con grafitis, con muros pintados, me da la sensación de que está muy viva. Y todo aquello, intentamos traerlo a nuestro terreno.  No soy el primero que pinta en Tomelloso, antes había mucha más gente. De hecho, pioneros como los DNI, que además son familiares míos, ya trajeron cultura hip-hop a Tomelloso.

—Usted cuando ve un muro, ¿ve una futura obra de arte?

—Siempre tienes ideas en la cabeza. En Tomelloso echo de menos cosas más grandiosas, aquí estamos acostumbrados a pintar paredes horizontales. Sí que es verdad que la grúa engancha. Pintar un mural de 12 o 16 metros seduce. Tiene su punto de pánico o su punto de buscar la perfección para conseguir la obra que quieres llevar a cabo. Pero sí, lleva razón, me imagino obras que se podrían crear cuando veo muros y medianeras paseando por la calle. Cada vez que viajo son los grafitis, los murales y las zapatillas lo que me lleva por caminos artísticos.

—De hecho, usted ha contado que ha viajado solo por ver murales.

—He ido a Lisboa solo para ver un mural de los Os Gemeos. Son unos muralistas aclamados internacionalmente y que tienen un estilo propio. Eso es lo que siempre me ha gustado, desde que veíamos la película “Style Wars”, la búsqueda de un estilo propio. Sí que es verdad que el muralismo está muy enfocado actualmente a lo preciosista, pero yo me quedé, tal vez por nostalgia, en la búsqueda del estilo, de mi seña de identidad. Me gusta poder identificar la obra de un artista solo con verlo.


—Algo que MeOne ha conseguido…

—Es fascinante ver a chavales jóvenes que están metidos en el mundo del grafiti, que me manden fotos de mis obras que han reconocido. En ese sentido, creo que estoy en el principio del camino, pero esto no para…

—¿Como se definiría artísticamente?

—No sabría decirle. Principalmente tengo la necesidad de crear. Creo que el arte es la necesidad de contar.

—¿Cómo llega al arte?

—La vida me ha ido llevando por mil caminos, me empeñé en que tenía que estudiar Bellas Artes. Pero acabas la carrera y no eres artista ni tienes oficio. No siempre he podido trabajar de lo que gustaba, como todos, he tenido que pagar las cosas de la vida. He hecho ventanas o he sido monitor de tenis o de pádel para poder pagar las facturas, pero siempre he estado. vinculado al mundo de la creación. Mientras daba clases de pádel pensaba en como pintar las paredes del centro, haciendo ventanas nació mi inquietud escultórica.

—Y aparece Valorarte…

—Cuando mi antiguo trabajo, estaba bastante estresado y necesitaba un cambio, me empiezan a salir proyectos. Pero, de pronto, llega una pandemia y todo se viene abajo. Entonces pienso “lo mismo la he cagado”. Cuando ya estaba viviendo del paro, a través de las redes sociales conozco la asociación Laborvalía y me pongo en contacto con ellos. Dio la casualidad de que necesitaban un director artístico. Empezamos a trabajar online, haciendo proyectos, y hasta un tiempo después no los conocí. Yo tenía muchas ganas de hacer cosas y el recuerdo, muy bonito, de haber trabajado con chicos con discapacidad.

—Supongo que tras el confinamiento llegó la liberación...

—Cuando empiezan a liberarnos nos enfrentamos al muro; con un equipo de chicos majísimos. Empezamos a movernos con pequeños proyectos y nos llega el encargo de AFAS. Un proyecto muy ambicioso, pintar todo en centro Reina Sofía de la asociación en un momento que el planeta entero necesitaba algo de alegría. Fue emocionante imaginar que podíamos meterles color a unos edificios institucionales con más de 30 años. Acabó pintando a una Lola gigante con mascarilla como homenaje a la sanidad pública. Aquello sirvió para que otras instituciones y entidades supieran que Valorarte seguía adelante con un equipo profesional que hacía cosas muy interesantes.


—¿Las personas del equipo son de toda la provincia?

—Hay chicos de Ciudad Real, de Herencia, de Tomelloso, de Malagón, de Miguelturra. Además, cuando vamos a los centros, a pesar de que trabajen usuarios de los mismo, es nuestro equipo el que, por decirlo de alguna forma, lleva la voz cantante. Se trata de profesionalizarlos cada vez más y que se vean implicados en los proyectos.

—Y el proyecto ha sido acreedor de uno de los premios más importantes del mundo de la discapacidad.

—Pone los pelos de punta ver que han premiado a entidad como Sanitas o la ONCE. Nosotros, al fin y al cabo, somos una pequeña asociación de Ciudad Real que nace con el propósito de la búsqueda activa de empleo para personas con discapacidad. El proyecto Valorarte es un punto creativo que también busca una salida profesional. En maravilloso que nacionalmente se nos pueda visualizar y conocer los proyectos que estamos haciendo, que la verdad son muchos. Tantos como 50 en los que han trabajados 2.000 usuarios de centros de personas con discapacidad.

—¿Cómo vivieron aquello?

—Aunque lo sabíamos un mes antes, hasta que no nos vimos en Mérida con el despliegue que lleva la Reina alrededor, con las principales cabezas de las instituciones y con las entidades de la discapacidad más importantes del país, no nos dimos cuenta de la importancia. Fue emocionante que Juanca, uno de los chicos del equipo, recibiese el premio de manos de la reina y recordase a su padre fallecido por Covid. Fue espectacular el vídeo que proyectaron con nuestros trabajos. Cuando estuve allí fue consciente de la dimensión de los que estamos consiguiendo.

—¿Cuántas personas fueron a la ceremonia?

El presidente de Laborvalía, Raimundo Alcaide, que también es de Tomelloso; Alfonso Gutiérrez, el gerente y como parte del equipo estuvimos Estefanía, Juan Carlos y yo como director artístico.

—¿Estará recibiendo muchas felicitaciones?

—Por supuesto y son muy importantes, pero lo principal es que el proyecto Valorarte se tome en serio. En el equipo conjugamos la parte creativa entre todos.

—Esta claro que el arte es integrador…

—Por supuesto, y es bueno que se sepa. El llamado arte outsider, que esta muy poco explorado, está dejando a gente muy profesional y gente que tiene mucho que contar. Me acuerdo de Antonio Madrid, uno de los usuarios de AFAS, que sus obras son una maravilla, Y hay muchos más.

1953 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}